2023. Para gustos, los colores.

Escrito por CSebas

Más de 20 años invirtiendo. Empecé con los bienes raíces, esos ingresos me permiten diversificar mis inversiones y mis ahorros. Me gusta comentar mi educación financiera, dar a conocer mi cultura del ahorro, hablar de mis experiencias y de cómo generar ingresos pasivos.
Opero con un perfil de alto riesgo, diversifico mis inversiones y siempre pienso a largo plazo.
Toda la información aquí plasmada es sólo para fines educativos e informativos y no debe considerarse asesoramiento fiscal, legal o de inversión.

11/01/2023

 

El 2022 con el aumento de las tasas de interés, la inflación y los precios de la energía marcaron un año para olvidar. Lo hemos padecido en nuestras propias carnes; año sangriento en nuestras carteras.

Este 2023 está teniendo un buen inicio en los sectores de telecomunicaciones, consumo discrecional y bienes raíces de EE. UU. en la primera semana del año. Las acciones de energía no se comportaron igual debido a que el clima más cálido de lo esperado en Europa hizo que los precios del petróleo y del gas natural cayeran.

 

– Posibles escenarios a tener en cuenta para este 2023 según:

 

  • Goldman Sachs

EE. UU. debería evitar una recesión, ya que se espera que la inflación del gasto de consumo personal básico (PCE, por sus siglas en inglés) disminuya del 5 % actual al 3 % a fines de 2023, con solo un cambio del 0,5 % en la tasa de desempleo. Para controlar el crecimiento de los ingresos reales, la Fed podría subir otros 125 puntos base hasta un máximo de 5-5,25 % sin que se esperen recortes de tipos este año.

Se espera que la inflación caiga, a pesar de un cambio mínimo en los niveles de empleo, ya que este ciclo inflacionario difiere de los períodos anteriores de alta inflación.

Las perspectivas para 2023 afirman su posición de que es probable que EE. UU. evite una recesión a pesar de la disminución del impulso de reapertura, la disminución del ingreso real disponible (como resultado de la alta inflación) y el endurecimiento monetario agresivo que trabaja para sofocar el crecimiento.

 

  • JP Morgan

Un mal año para la economía, un mejor año para los mercados.

El escenario central de JP Morgan prevé que las economías desarrolladas caigan en una recesión leve en 2023.
Los bonos han descontado los problemas macroeconómicos resultantes y parecen cada vez más atractivos. La venta masiva del mercado de valores ha dejado algunas acciones con un fuerte potencial de ganancias cotizando a valoraciones muy bajas.
Si la inflación comienza a domarse en 2023, los bancos centrales dejarán de subir las tasas y las recesiones, cuando ocurran, probablemente serán modestas. JP Morgan ha identificado posibles señales de que las presiones inflacionarias se están moderando y seguirán haciéndolo a lo largo de 2023.
JP Morgan ha asumido una posición un poco más pesimista que Goldman Sachs, anticipando que los países más desarrollados caerán en una recesión, sin embargo, sus comentarios se hacen eco de su creencia en que esta recesión será un tanto moderada.

Cuando se trata de inflación, la postura de JP Morgan parece ser menos clara. Presentaron la creencia de que la inflación debería comenzar a moderarse en el equilibrio de la desaceleración del crecimiento económico, la reapertura de China, el alivio de las presiones de la cadena de suministro y el debilitamiento de los mercados laborales, pero también brindan una advertencia de que si las presiones salariales no disminuyen, las cosas podrían ponerse bastante feo.

La perspectiva anticipa una recesión modesta debido a los menores niveles de inversión en negocios y vivienda en comparación con recesiones anteriores. Las recesiones anteriores se han visto alimentadas por el exceso de entusiasmo causado por los préstamos bancarios excesivos. Sin embargo, en los años transcurridos desde la GFC, los bancos globales entraron en esta desaceleración comparativamente bien capitalizados y en una posición en la que pueden absorber pérdidas sin una contracción crediticia.

Pasando al mercado de valores. El riesgo frente a la recompensa está en una posición más favorable en comparación con 2022 dado que el mercado debería haber descontado los peores escenarios en este momento.

 

  • Morgan Stanley:

Una economía resiliente sin un colapso inminente

El primer trimestre de 2023 tiene los ingredientes para aprovechar las fortalezas del cuarto trimestre de 2022, pero una curva de rendimiento invertida sugiere una posible desaceleración económica en algún momento del próximo año.

La opinión de consenso es que a principios de 2023, las ganancias colapsarán, lo que provocará la caída del mercado de valores, aunque o el liderazgo sectorial de los sectores financiero, industrial y de materiales sugiere lo contrario.

La economía está demostrando ser demasiado resistente, lo que hace que el «colapso inminente» de las ganancias siga siendo esquivo durante un trimestre más. Se espera que las ganancias disminuyan lentamente, lo que frustra al mercado bajista.

Esto también podría interesarte…

VIGILA el sistema bancario

El Banco Mundial recortó su pronóstico de crecimiento global para 2023 casi a la mitad, del 3% al 1,7%, ya que la alta...

Felices fiestas

Gracias por acompañarnos en este duro y rojo 2022 bursátil. Gracias por seguir con nosotros. Con tu apoyo y fidelidad...

Crometofobia

El Financial Health Institute define el estrés financiero como una condición causada por eventos que crean ansiedad y...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This