ROCE Y ROE

Escrito por CSebas

Más de 20 años invirtiendo. Empecé con los bienes raíces, esos ingresos me permiten diversificar mis inversiones y mis ahorros. Me gusta comentar mi educación financiera, dar a conocer mi cultura del ahorro, hablar de mis experiencias y de cómo generar ingresos pasivos.

 

14/07/2021

El ROCE es un ratio de rentabilidad del capital, es decir, es un indicador clave en un negocio que nos permitirá conocer si nuestra empresa es rentable por una parte y en qué grado lo es.

Es un ratio financiero que nos ayuda a conocer la valoración o calidad de un negocio. Se usa principalmente en el campo de las finanzas, y nos ofrece información sobre la capacidad que tiene una compañía de generar beneficios y en qué proporción los generará.

El ROCE es la rentabilidad exigida a los capitales empleados en un negocio (en inglés, Return On Capital Employed).

Fundamentalmente se utiliza para valorar y comparar las rentabilidades de las empresas, puesto que permite tener en cuenta el capital utilizado, no solo el patrimonio o deuda como en otros ratios.

El ROCE es el ratio más eficiente para estudiar la rentabilidad real de la actividad operativa de un negocio.

Calcula la relación entre el beneficio operativo y el capital empleado o invertido para que el negocio pueda desarrollar su actividad comercial. Es decir, mide la calidad de un negocio.

Existen distintas fórmulas para calcularlo, aunque todas ellas se parecen y llegan más o menos a la misma conclusión:

El EBIT lo podemos definir como EBIT= Ventas netas – Costes de explotación – Amortización.

Por su parte, el capital empleado es menos claro, ya que dependiendo de la empresa o del contexto se pueden utilizar diversos criterios. Los más habituales son:

* Total de activos menos deudas a corto plazo (pasivo corriente). Los analistas e inversores a menudo calculan el ROCE en función del capital medio empleado (haciendo el promedio de capital empleado entre la apertura y el cierre del ejercicio, esta es la forma más habitual).

* Todos los activos empleados por el negocio.

* Activos fijos más el fondo de maniobra (o dicho de otro modo, Activo corriente menos pasivo corriente).

 

¿Cómo interpretar el ROCE?

La interpretación del ROCE es sencilla: cuanto mayor sea el ROCE mejor.

Se puede comparar contra su media histórica, contra sus competidores, o contra empresas de otro sector.

Las empresas con ventajas competitivas suelen poseer un ROCE alto por encima de su coste de capital de forma consistente a lo largo del tiempo.

 

Diferencia entre ROE y ROCE

Tanto el ROE como el ROCE son dos indicadores analíticos que nos medirán el estado que tiene una compañía, pero a su vez son términos diferentes.

El ROE es la rentabilidad de los fondos propios de la empresa en cuestión, y mide el beneficio neto generado en relación a los accionistas de la empresa

La deuda no entra en juego, cuando de hecho, el sentido común dice que una empresa con deuda 0 tendrá peor rentabilidad para su patrimonio que una que se beneficie del efecto apalancamiento de la deuda.

Se obtiene a partir de la siguiente fórmula:

ROE = beneficio neto total/ fondos propios

El beneficio neto es el beneficio que obtuvo la empresa en el ejercicio económico correspondiente, y se ve reflejado en la cuenta de pérdidas y ganancias de la compañía.

Los fondos propios o patrimonio neto, son los recursos de la empresa que pertenecen a los socios además de las pérdidas o ganancias del ejercicio. Se calcula por la diferencia entre el valor de todos los activos y todos los pasivos, los cuales se pueden observar en el balance de situación de la empresa.

Así, si a la hora de valorar una empresa obtenemos un valor para su ROE del 12%,  nos estará indicando que la compañía está obteniendo 12 euros por cada 100 euros invertidos.

A la hora de analizar la rentabilidad de una empresa no basta con calcular el ROE de ésta, ya que dicho ratio por sí solo no nos aportará ninguna información fiable. Para poder sacar conclusiones válidas, deberemos comparar el ROE de la empresa con el ROE del resto de empresas del mismo sector.

 

Si comparamos el ROCE con el ROE podemos ver el impacto sobre la rentabilidad de la empresa que tiene el efecto apalancamiento, ya que con el ROCE incluimos el endeudamiento en el cálculo, mientras que en el ROE únicamente nos fijamos en los fondos propios.

Este ratio determinará el rendimiento de capital que obtiene una empresa sobre sus recursos propios, y se calcula dividiendo el beneficio neto entre los recursos propios.

Lo que lo diferencia del ROE es que en este segundo indicador la deuda no entra en juego. Aquí solo nos fijamos en los fondos propios, por lo que no se incluye el endeudamiento en ese cálculo, como sí hace el ROCE.

Su diferencia se basa en que a la hora de calcular el ROE no tenemos en cuenta el endeudamiento que tenga la empresa, mientras que el ROCE sí tiene en cuenta ese pasivo corriente.

El ROCE se utiliza por los analistas como medida para conocer la capacidad que tiene una empresa para generar ganancias. Es uno de los indicadores más de moda por los auditores.

El ROE sigue teniendo bastante peso para los accionistas de una empresa, siendo uno de los indicadores más importantes para cualquier inversor. Con el ROE estaremos obteniendo la capacidad de una organización para generar beneficios de cara a sus accionistas.

 

 

 

AVISO IMPORTANTE: el contenido de este y otros mensajes que puedas leer en exponentialstocks.com son opiniones para fines informativos y no pretenden ni pueden ser consejos, asesoramiento o recomendaciones de inversión. Busca asesoramiento profesional si quieres recomendaciones de inversión.
Este portal es un proyecto divulgativo, de acceso gratuito,  para dar a conocer nuestra forma de invertir, mostrar nuestra gestión personal y dar a conocer nuestra filosofía del ahorro.
Los comentarios, opiniones e información que aparecen en esta web no son recomendaciones de compra, ten cuidado, puedes llegar a perder mucho dinero: la inversión no es un juego.
EXPONENTIAL STOCKS S.L. declina toda responsabilidad de los daños o perjuicios que puedan derivarse del uso de esta información. No ofrecemos asesoramiento o recomendaciones de compra, repetimos, no es nuestra finalidad, puedes llegar a perder mucho dinero.
Sólo expresa una opinión personal que únicamente puede cogerse como una idea sin ánimo de incitar, asesorar o recomendar. Ninguno de los autores es economista ni experto financiero.

Esto también podría interesarte…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.